viernes, diciembre 02, 2005

de regreso

El sabado 27 de noviembre, a las 05:00, salimos de Bombinhas rumbo a Curitiba. Son 260 km de autopista que los hicimos disfrutando de la noche primero, el amanecer y por último, una fresca mañana. Llegamos a eso de las 09:00, luego de una parada con derecho a desayuno por el camino, y fuimos derecho al Museo Oscar Niemeyer. Abrian recién a las 10:00, por lo que recorrimos los espacios exteriores, algunas fotos y a las diez en punto sacamos las entradas (ingreso libre ya que estaban cambiando las colecciones por lo que habian pocas salas habilitadas) e ingresamos al museo. Todo es maravilloso a pesar que no pudimos entrar al salón del ojo, pero lo vimos desde la puerta de acceso y recorrimos el resto.

De allí, tratando de seguir la ruta del omnibus de turismo, nos fuimos al Portal Alemán, luego a la Universidad Libre, a la Opera de Alambre y por último al Parque Timbua. Todo es hermoso y vale el esfuerzo de ir a Curitiba. Por último nos fuimos al Schopping Estación, donde aproveché a dormir un par de horas mientras las "mujeres" lo recorrían, y a eso de las 20:00 horas emprendimos el regreso por la ruta BR 476 que va de Curitiba a Porto Unión y de allí por el camino ya conocido. Cruzamos la frontera el domingo 28 a las 07:00 y a las 11:00 estabamos en casa, marcando el odómetro 98.650 km, por lo que este paseo involucró 2.725 kilómetros.

En síntesis, una hermosa estadía en las doradas playas brasileras !

martes, noviembre 29, 2005

Bombinhas

Como estaba previsto, salimos el jueves 10 de noviembre a las 15 horas, marcando el odómetro 95.925 kilómetros. Pasamos por lo de Ana, que ya estaba lista, por lo que en cinco minutos más estabamos en camino. Pasamos la frontera por B de Irigoyen y luego de los papeles de norma, continuamos por "abajo", es decir, para San Miguel Oeste.
Allí hicimos la primera escala, comimos algo en el lugarcito de siempre (uno abierto las 24 horas, con buenos sanitarios y atención excelente). Luego de 40 minutos, de nuevo a la ruta y conseguimos llegar a Bombinhas a eso de las 09:00 del día viernes.
El viaje muy bueno, la ruta no tanto ya que está bastante poceada en algunos tramos, pero llegamos sin problemas.
Nos esperan varios días de playa, como el de hoy en que ya nos dimos un par de baños de mar.

miércoles, noviembre 09, 2005

Próximos a partir

Hoy regresó Cris de Bs. Aires donde fue a visitar hijos y nietos. Estaba muy contenta, delgada y bonita, por lo que vale la pena entonces seguir viajando.
Mañana jueves es mi cumpleaños (66) y cumplo además el primer año de jubilado. El festejo: salir para Brasil (Bombinhas - Palmas ), tal como lo hicimos el dia de mi jubilación. Pero esta vez iremos con Ana que es una excelente compañia y estamos seguros de pasarla muy bien. Estaremos unos 15 días.

domingo, octubre 23, 2005

Jueves 20/10 De regreso a Oberá

Salimos de Jesús María el jueves 20 de octubre, a las 20:00 horas, una vez que el sol se puso y aflojó un poco el calor. Además no teníamos apuro, ya que el propósito era disponer de la noche como para pasar el túnel subfluvial y dormir en una estación de servicio que conocíamos. La trayectoria se puede seguir por los peajes:

20:20 del 20/10, a los pocos km. de Jesús María - $ 1,80
21:05 del 20/10, en el camino a Santa Fé - $ 1,80
23:24 del 20/10, en el camino a Santa Fé - $ 1,60
02:22 del 21/10, en el camino a Santa Fé - $ 1,60
03:12 del 21/10, tunel Santa Fé Paraná – $ 2,00

Pasado el túnel, un par de kilómetros más adelante, hay una estación de servicio El Sol, buena para dormir. Entramos, tomamos algo y a descansar unas horas. A las 07:00 horas a prepararnos un café y seguimos viaje para llegar a las Termas de Maria Grande a las 08:50 y cinco minutos después estaba con el agua al cuello disfrutando del agua salada a 40 grados. Que placer ¡!!!.
Nos quedamos hasta la tardecita, aprovechando las instalaciones impecables, el día de sol que no invitaba a salir a la ruta, un buen almuerzo en el restauran de las termas, la sombra para dormir una siesta y así es que salimos a las 19:00 para hacer la última etapa. Un tirón hasta Cuatro Bocas, estiramos un poco las piernas y seguimos hasta Oberá, en que llegamos a las 08:30 horas del sábado 22 de octubre. El odómetro marcaba 95.505 kilómetros, por lo que el viaje en total insumió unos 4.000 km en total.
Fue un hermoso viaje, con una grata estadía en Córdoba. Hasta el próximo viaje !!!!!!

martes, octubre 11, 2005

Jueves 06/10 - Villa Giardino

El jueves, luego de desayunar, preparamos nuestra trafic-hause y salimos rumbo a las sierras. Dimos la vuelta por La Calera, bordeamos el lago San Roque y seguimos despacio rumbo a Los Cocos donde visitamos el laberinto y todo el resto. Luego, unos kilómetros mas al norte visitamos una serie de casas redondas (iglú) y ya de regreso, una plantación de lavanda donde además tienen la destilería para hacer perfumes. Ya de nochecita, regresamos a Villa Giardino, buscamos el hotel de Luz y Fuerza donde se hacía el encuentro de diabetes y paramos cómodamente bajo techo en la amplia playa de estacionamiento que tienen.
Al día siguiente Cris comenzó su actividad con grandes saludos a los muchos colegas que conocía de anteriores encuentros y yo comencé mi tiempo libre.
Ese mismo viernes fui a La Falda, visité El Cuadrado, un camino de montaña con vistas muy lindas y luego, según información de una casilla de turismo, me fui a Paseo Con Ciencia, un museo interactivo que está en Valle Hermoso, pegadito a La Falda, privado y muy, muy interesante. Los dueños, un matrimonio, fueron sumamente gentiles conmigo y me mostraron y contaron de sus esfuerzos para concretar esa obra. Merece destacarse el planetario, todo construido artesanalmente por ellos, pero que casi se puede igualar a los sofisticados que estamos acostumbrados a ver. Muy meritorio el esfuerzo realizado en pro de la educación, a pesar que lógicamente no tiene el reconocimiento y apoyo de las autoridades (¡??**@!).
El sábado, gran excursión al Uritorco, que con gran, pero gran esfuerzo pude llegar a la cumbre y descender, logrando juntar los pedazos dentro del amado auto y hacer la promesa de no abandonarlo en pro de locuras quijotescas.
El lunes 10, luego del almuerzo de cierre del Congreso, emprendimos el regreso a Jesús María, llegando a la nochecita.

viernes, septiembre 30, 2005

Jueves 29/09 - Termas de María Grande

Nuevamente el rito de despertarnos rodeados de camiones, desayunar con un cielo nublado y a la ruta nuevamente rumbo a las Termas de María Grande, que están a unos de 100 kilómetros más adelante. Llegamos a eso de las nueve, y cinco minutos mas adelante, con el agua al cuello, se ingresa al estado de nirvana. Lamentablemente duró poco ya que se descargó una tormenta de agua y viento, que para mas escándalo sumó unos cuantos rayos y truenos, por lo que nos hicieron salir del agua y como la temperatura bajo a los cercanos cero grados (sensación térmica que le dicen . . .), urgente a las duchas de agua caliente y a vestirse de invierno. Pensabamos estar varias horas flotando, pero fueron varios minutos solamente.
Seguimos viaje entonces rumbo a San Francisco, donde visitamos un amigo diabético de Cris y luego unos tíos, también de Cris, por lo recién a eso de las 20 horas seguimos nuestro camino.
En Arroyitos, a 100 kilómetros de San Francisco y faltando otros 100 para llegar a Córdoba, otra estación de servicio nos albergó como para reservarnos para una entrada triunfal en Jesús María, a la mañana siguiente.

jueves, septiembre 29, 2005

Miércoles 28/09 - Esteros de Iberá

Temprano, con el canto de los pájaros y las sombras de los cocodrilos, desayunamos mirando verdes y las orillas de los esteros. A las 09:00, nuestro guía, Bernardo, nos invitó a subir a su lancha y emprendimos la excursión. Primero hay que buscar la orilla opuesta, pasando por un puesto de guardaparques que tomaron nota de la lancha y el número de sus ocupantes, y nos internamos por uno de los miles de "arroyos" que unen las distintas lagunas o "embalsados". El agua esta quieta y se pude maniobrar la lancha sin el motor, empujado por una larga caña: alli vimos un ciervo de los pantanos, docenas de cocodrilos tomando pacíficamente sol, carpinchos varios con y sin cría, miles de pájaros de infinitos tamaños y colores de los cuales nos llamó especialmente la atención unos negros con cabeza roja que el guía los identificó como "federales". Pudimos también desembarcar en uno de los "embalsados", que son enormes islas flotantes que dominan los esteros y que como son desplazables con el viento, hacen que los "mapas" cambien continuamente y solo los baqueanos puedan unicarse. Al caminar por ellos, se siente como ondulan bajo nuestro peso, marcando que debajo hay agua y sus pirañas. En total habremos estado tres horas sumergidos en esa riqueza de ecosistema que esperamos perdure en el tiempo, aunque el guía nos comentó de los sacrilegios que se cometen, haciendo dudar que perdure lo que todavía existe. Almorzamos en el camping y luego seguimos viaje rumbo a Mercedes, que se encuentra a otros 120 kilómetros también de tierra.
Justo al tomar nuevamente el asfalto, pocos kilómetros antes de Mercedes, giramos a la izquierda en busca del santuario principal del Gauchito Gil, que se encuentraba a unos 10 kilómetros. Seguramente que es la devosión popular que mayor cantidad de santuarios tiene, ya que las cintas rojas que los caracterizan las hemos encontrado en todas las rutas que hemos seguido, desde Ushuaia a Jujuy. El santuario fue contruido en el lugar que murió y como es lógico esta rodeado por el comercio de recuerdos que le da vida junto a la fé popular. Hice mi ofrenda con sincera devoción, compramos alguno de los recuerdos y seguimos para Mercedes donde entramos para hacer algunas compras en un supermercado.
A la tardecita pasamos por Cuatro Bocas y tomamos por la ruta 127 rumbo a Paraná, pero a unos 100 km aproximadamente entramos en una estación de servicio en Federal, donde nos acomodamos para dormir, luego de un paseo por la ciudad.
De mas está decir, que soñamos con los cocodrilos . . .

miércoles, septiembre 28, 2005

En Las Marías

Hoy martes 27 de setiembre, a las 14:15 horas, con el odómetro marcando 91668 km, salimos rumbo a Córdoba pero con varias paradas intermedias planificadas. La primera: Las Marías donde mediante una visita guiada muy bien atendida, nos mostraron los misterios de la yerba y del té junto a un grupo de porteños. Al final, degustación y algunas compras de té que necesitabamos para el viaje. Claro que para un par de misioneros los misterios no fueron tales, pero de todos modos la visita es interesante.
A eso de las 18 horas seguimos viaje y pocos kilómetros mas adelante guiramos a la derecha y por un camino de tierra de 120 kilómetros pusimos rumbo a los esteros de Iberá.
El camino es solitario y pronto nos tomó la noche, lo que le agregó fantasmas al camino, además de algunas vacas y carpinchos, pero a las 20:15 horas entrabamos al camping de Colonia Carlos Pellegrini, a orillas de los esteros.
Combinamos la excursión para el día siguiente y a descanzar rodeados de estrellas y supuestos cocodrilos que debian estar alli. . ., muy cerca...

domingo, agosto 07, 2005

Proyectos

Por el momento no estamos proyectando ningún viaje especial, solo algunos familiares: a Jesús María posiblemente en Octubre . En enero pensamos ir a Palmas a curtir playas, sol y mar y posiblemente sera para marzo que proyectaremos nuestro proximo gran viaje. Donde ?, quizá al Perú, quizá a Bolivia, quizá nuevamente al sur. Hay tiempo para decidir . . .

jueves, julio 07, 2005

Resumen del viaje

Fue un viaje extraordinario, hermoso y del cual regresamos muy contentos y entusiasmados con nuestro sistema para recorrer kilómetros a bajos costo. En todas las estaciones de servicio en la que hemos parado nos han atendido muy gentilmente y sus instalaciones, especialmente los sanitarios, fueron muy buenas y aptos hasta para darse una ducha, con agua caliente y sin costo alguno. Únicamente hemos dormido en hotel dos noches y el resto en nuestra “cama rodante”, en la cual nos sentimos muy cómodos y seguros rodeados de camiones y acompañados por los camioneros.
En esta oportunidad hicimos 7.715 kilómetros en total y hemos pasado por las provincias de Misiones – Paraná – San Pablo – Minas Gerais – Goias – Distrito Federal – Goias - Minas Gerais – Espíritu Santo – Río de Janeiro – Paraná – Santa Catarina – Misiones.
Ningún inconveniente mecánico, la Trafic se portó de maravillas y a 90 km/hora de velocidad crucero las distancias se van cubriendo disfrutando del paisaje y haciendo que todo sea un paseo.
Como para destacar del viaje: Maringá, Pirenápolis, Brasilia, las grutas en Minas Gerais, las playas en Espíritu Santo, y como siempre, la Río Santos. Cada una justifica el viaje por si misma, todas juntas y con el agregado de gente maravillosa que uno conoce en el recorrido, hace que sea un viaje inolvidable.

lunes, julio 04, 2005

Oberá - Lunes 3 de julio

En Bombinhas fueron días nublados, frescos, pero que igualmente se disfrutan. Un par de veces fuimos a Palmas y en las dos pude darme baños de mar, ya que el agua no estaba tan fría y no había viento.
Pudimos disfrutar la fiesta de San José, en Zimbros, con derecho a baile sertanejo y también algunos otros paseos rodeados de morros y mar. El domingo 2 de julio, a las 10:30 horas salimos rumbo a Oberá, por la ruta que pasa por San Miguel Oeste. Llegamos a esa ciudad como a las 20:30 hs y paramos en un lugar que está abierto las 24 horas y al que siempre vamos cuando tomamos por ese camino, comimos algo, descansamos un rato y seguimos viaje, unos 50 Km más, hasta una buena estación de servicio que queda unos 15 Km antes de la frontera. Allí dormimos y al día siguiente hicimos el último tirón, llegando a Oberá a las 11 horas del lunes 3 de julio, marcando el odómetro 89159 Km.

jueves, junio 23, 2005

En la ruta - Miércoles 22 de junio

Salimos de Ubatuba y como el tiempo seguía malo, apuntamos al sur decididamente. Santos la bordeamos por autopistas, también Peruíbe donde abandonamos la BR 101 momentáneamente y buscamos la rodovía San Paulo - Curitiba. Una vez en ella, a los 80 km, pasando Registro, están unos Postos enormes donde paramos una hora y seguimos viaje ya de noche. El camino pronto comienza a descender las Sierras y fue de terror: una autopista de tres carriles: en una camiones a 80 km/h, en la segunda a 90 y en la tercera a 100 km/h. Todo era un río de ruedas y una trafic pequeña, pequeñina, en la oscuridad de la noche y bajo la lluvia, buscando los huecos salvadores, con un camión delante y otros atrás, manteniendo el ritmo para no quedar aplastado. Aguantamos unos 50 km más y cuando encontramos un súper Posto a nuestra vista, entramos sin vacilar junto con otros camiones también al borde del estrés. Encontramos un lugarcito, una ducha con excelentes baños y a dormir contentos por estar en el reino de los vivos.
A la mañana siguiente, ya sin lluvia, nuevamente a la ruta para recorrer los que parecían últimos 300 km hasta Bombinhas, pero al pasar delante de la entrada a la Estrada da Graciosa no pudimos resistir la tentación y entramos a pesar del tiempo nublado y algo de niebla.
El camino hermoso como siempre, luego la serie de pueblos que hay que cruzar y por último entramos en Paranguá.
Recorrida de costumbre, seguimos por Caiobá, cruce en Balsa, Guaratuba, Joenville, y por fin, a eso de las 20 horas, llegamos a Bombinhas con el odómetro marcando 87679 km. Es decir, poco más de 6000 km recorridos.
Pensamos quedarnos aquí unos días, especialmente teniendo en cuenta el frío que hace.

miércoles, junio 22, 2005

Paraty - Lunes 20 de junio

Luego del desayuno, seguimos rumbo a Paraty, unos 70 km adelante. Por el camino conocíamos una playa: Gonzalo, que es una belleza y hacia allí apuntamos. Llegamos pero el tiempo estaba encapotado y pronto comenzó a garuar, así que al auto y seguimos para Paraty. Recorrimos por cuarta vez la ciudad mágica de la que estamos enamorados desde que la conocimos hace un montón de años, pero por primera vez con el paraguas desplegado. Sigue siendo bonita y luego de unas horas seguimos viaje. Con dolor pasamos frente al acceso a Trindade, posiblemente la playa más bonita de Brasil (para nosotros), pero no con la lluvia que caía ya que hay que entrar unos 10 kilómetros y luego caminar un par más. Nuestro próximo destino fue Ubatuba, donde llegamos ya de noche y luego de recorrer las costaneras, entrar en varios locales enorme de artesanatos, buscamos el Posto cercano que también ya conocíamos y dormimos con la lluvia de compañera.

lunes, junio 20, 2005

Angras do Reis - Domingo 19 de junio

A la mañana siguiente seguimos rumbo a Río, a unos 140 km y con idea de cruzarlo para bajar luego por la Río Santos. Cruzamos el puente Niteroi Río y nos metimos en la gran ciudad. Había que cruzarla a lo largo, bordear las playas Leblón , Copacabana, Ipanema, etc, etc. Túneles, avenidas, preguntamos, más túneles, más túneles, más preguntas y fuimos saliendo de a poco hasta estar por fin rumbo a Angras con un tráfico pacífico. El camino pronto bordea mar y por 400 km el paisaje se repite en bellezas.
Este camino ya lo hemos recorrido 2 veces, esta es la tercera por lo que algo conocemos. Llegamos a Angras, fuimos a un Shopping a la entrada, compramos algo en el supermercado y en especial usamos los baños. Ya de tardecita fuimos al centro, donde en una plazoleta la Municipalidad ofrecía música al vivo. Pudimos bailar bastante junto con otras parejas luego a otro lugar, frente a una iglesia, donde habían fiestas juninas. Nos divertimos un rato viendo una cuadrilla nordestina y por último fuimos a otra plazoleta donde otros cantantes nos deleitaron con más música y ya a eso de las 23:00 hs rumbeamos a un Posto, bastante céntrico y que ya conocíamos, donde dormimos arrullados por las melodías y ritmos brasileros.

domingo, junio 19, 2005

Arrial do Cabo - Sábado 18 de junio

Temprano, nuestro desayuno y en marcha con un día de sol para Arrial do Cabo. Está a unos 20 km del lugar donde dormimos, por un buen camino que bordea algunos salares, donde aparentemente la obtienen por evaporación.
A la entrada una casilla de informaciones, folletos, charla y de nuevo entramos a una ciudad rodeada de mar.
Primero fuimos a un mirante, en la punta de un morro, con una hermosa vista de la ciudad y del mar que la rodea. Luego a recorrer playas: Playa do Ángel, Prahina donde almorzamos una moqueca, en la playa, bajo una sombrilla. Dormimos siesta aprovechando la sombra y al centro, donde estaba la iglesia Matriz. Una construcción circular, enorme, sobre una elevación, y Cris participó de la misa. Luego de nuevo a la playa do Ángel donde nos dijeron que ala noche habían artesanos. Nos encontramos con una calleja tipo Buzios, muy bonita, con algunos artesanos y uno tocando la viola y cantando en la vereda. Además visitamos la Posada más linda que conocimos: Posada Capitanes de Arena. Nos dejaron recorrerla y nos arrepentimos luego de no habernos quedado, merecíamos un día en ese lugar de tan buen gusto. Ya era de noche y nuevamente al auto y en busca de otro Posto para dormir.

sábado, junio 18, 2005

Buzios - Viernes 17 de junio

Anoche dormimos en pleno centro de Buzios, ya que pagamos R$ 3.- de estacionamiento con derecho a permanecer 12 horas, es decir, toda la noche. A la noche caminamos por esta ciudad de reconocimiento internacional, con muchas posadas, con muchos detalles de arquitectos de primer nivel, tranquila, pero muy sofisticada.
A la mañana siguiente nos dedicamos a recorrer playas. Primero un mirante con una buena vista del mar e islas. Luego Playa Brava, Playa Forno donde estuvimos un rato, nos bañamos en el mar a pesar del agua fría, tomamos sol, comimos algo aprovechando la buena sombra donde estaba el auto y seguimos viaje a la playa Ferradura. Mas arena, mas mar y todo llena los ojos y el corazón de bellezas.
A eso de las 15 horas seguimos viaje para Cabo Frío, a unos 30 km. Llegamos pronto pero perdimos tiempo averiguando en un camping que estaba a la entrada: un fiasco, prácticamente abandonado y pretendían R$ 15 c/u. Entramos a la ciudad, una vuelta hasta ubicarnos y estacionamos en una plaza con artesanos, sobre una costanera. Allí se nos hizo de noche y comenzamos la búsqueda de un lugar para dormir, por lo que rumbeamos a la playa Peró, donde hay un Hostal. Unos 5 km y allí lo encontramos, pero no tenía estacionamiento y era regular por lo que retrocedimos y salimos de la ciudad buscando nuestro clásico Posto que encontramos unos 5 km afuera. Allí dormimos cómodos , rodeados de nuestros amigos los camiones y camioneros.

jueves, junio 16, 2005

Buzios - Jueves 16 de junio

Como a las 07:00 levantamos vuelo y sin desayunar ya que el posto era un hervidero de camioneros y camiones en movimiento. Seguía el día de sol y nos pusimos en marcha rumbo a Macaé, de nuevo sobre el mar. Es una hermosa ciudad, grande como parece son todas las de Brasil. Cruzamos la ciudad y luego entramos en su playa principal: Cavallada. Una hermosa costanera, de primer nivel, rambla de madera, ciclo vía y todo de muy buen gusto. El mar verde y con islas rocosas cercanas. Belleza!. Mas adelante, a unos 20 km, otra ciudad: Río do Rastro. Otra costanera, otra belleza!, más adelante: Barra do San Joan. Cruzamos la ciudad, esta vez pequeña y cruzamos también un puente, al final, sobre el río San Joan. Al cruzar el puente pudimos ver un paisaje sobre el mar, que nos hizo buscar un retorno, cruzar de nuevo el puente de regreso y luego por callecitas llegar al lugar mágico.
Una iglesia, la segunda construida en Brasil, sobre un morro, seguida de una playa con arena de los dos lados: mar en uno y río en el otro. Coqueiros, piedras grandes para trepar, barcitos, música suave y creo que nunca vimos algo tan bonito como ese rincón del paraíso. Estuvimos unas horas caminando y disfrutando el lugar y seguimos viaje, esta vez con Buzios como próximo destino. A eso de las 14:00 hs. llegamos. Oficina de Informaciones, nos dieron plano del lugar y otros folletos, con lo que hicimos nuestra entrada triunfante a la ciudad.
Ahora estamos aquí y en la próxima les contamos de esta bellísima ciudad de Buzios, cara, carísima pero de gran calidad.

Playas de Espíritu Santo - Miércoles 15

Tomamos el café de mañana, preparamos nuestra casita rodante y salimos como a las 09:00 rumbo al sur. La primera playa que encontramos era Guarapary. Una ciudad bastante grande con su playa y costanera. Fotos, caminata y seguimos a Nova Guarapari. Otra ciudad con una hermosa costanera que disfrutamos caminándola un buen rato.
Nuevamente al auto rumbo a la próxima: Meaípe: también otra playa hermosa. Luego Anchieta, Iriri, Piuma y seguían las playas pero a nosotros se nos estaban cruzando las arenas y confundiendo las olas. Cuantas playas hermosas !!!!. Seguimos hasta la próxima: Marataizes, nuevamente una hermosa costanera, arena y mar y nos escapamos rumbo a la BR 101 que estaba a unos 30 km, ya casi plena noche.
Seguimos por la BR unos 80 km., cruzamos una importante ciudad y a la salida un posto Texaco plagado de camiones, por lo que estacionamos también el nuestro y a dormir. Como nota pintoresca, casi al lado nuestro, una camioneta de Paraiba (estado del nordeste), con 6 personajes de los que venden redes (hamacas paraguayas) en las playas, sacó cada uno la suya y colocando la camioneta marcha atrás, a unos 3 metros de una columna, tendieron 5 redes entre la camioneta y la columna, en dos niveles, y allí se acomodaron a dormir, tapados cada uno también con otra red. El sexto en la cabina, tapando con una red el parabrisa. Era una sinfonía de colores.
También nosotros pusimos nuestras cortinas y a dormir, rodeados de todos los camiones de Brasil.

Vitoria (Espíritu Santo) - Martes 14

Temprano, ya que esperaban la entrada de ómnibus de turismo, salimos de nuestro lugarcito y visitamos la iglesia matriz que justo estaba abierta para rezos de rosario. Oro en los altares y alrededores. De allí otras iglesias y una vista desde una que estaba en las alturas de toda la ciudad.
A eso de las 10:00 salimos rumbo a Vitoria por un camino secundario, que luego de unos 100 km empalmaba la BR principal. El camino bueno, todo serranía y curvas y contra curvas, grandes plantaciones de café y caña de azúcar, algunas paradas para disfrutar el viaje, un accidente en la ruta que nos retuvo una hora hasta que sacaron un camión que fue a parar a un pozo y por fin llegamos de noche a Vitoria, capital del estado de Espíritu Santo. De nuevo el río de autos, las avenida con viaductos que te llevan a lugares que no querés, los morros que hacen que todo sea curvo y el norte se transforma en sur. La opción: escapar. Embocamos el tercer puente (así se llama), moderno, sobre un brazo del mar y llegamos a la parte vieja de la ciudad. Seguimos por el Camino del Sol (con peaje), y luego de unos 30 kilómetros llegamos a Santa Mónica y descubrimos una posada pegada a un posto. Averiguamos, era como las 20:00 horas, cansados y con méritos para un buen descanso, así que adentro con gran alegría.

Ouro Preto - Lunes 13

Madrugamos en Lagoa Santa, después de dormir en un posto 24 horas. Tomamos la ruta a Belo Horizonte y luego de unos 30 Km. entramos en la gran ciudad. Un río de autos, avenidas amplias, viaductos, etc. Luego de bastante andar llegamos al lugar del albergue que buscábamos, pero no tenia garaje, era un barrio medio extraño, así que decidimos seguir viaje, por lo que preguntando un poco, siguiendo un auto de uno muy amable, encaramos rápido para Ouro Preto. Para quien le guste el arte sacro, iglesias cubiertas de oro y la explotación del turista, seguro que le gustará mucho, a nosotros, al igual que la vez anterior que fuimos, no nos convenció, así que luego de visitar un museo, una iglesia cerrada, caminar algunas cuadras y almorzar en un restaurante de comida minera, decidimos seguir viaje para la mina de oro y Mariana, primera capital de Mina Gerais y también ciudad histórica, a unos 10 Km. de distancia.
La mina de oro es muy interesante: te sientan en un carrito sujeto con un cable de acero y te llevan a 120 metros de profundidad. Allí bajas y podes caminar por los túneles de granito excavados, algunos con agua cristalina que al reflejar los techos da una extraña sensación de profundidad. La explotación fue de una firma alemana, a partir del 1870 aproximadamente. Molían la piedra y de la molienda separaban el oro.
De la mina a Mariana, ya estaba anocheciendo por lo que recorrimos un poco la ciudad, parecida a Ouro Preto con sus callecitas e iglesias.
Nos indicaron la Terminal Turística para dormir, por lo que allá fuimos: un lugar cerrado por una cadena, con vigilancia nocturna y en pleno centro. Nos permitieron entrar y dormimos históricamente soñando.

domingo, junio 12, 2005

Lagoa Santa - Sábado 11 y domingo 12

Nos levantamos temprano, un buen baño y mejor desayuno, nos despedimos del Albergue y al centro de nuevo. Visitamos el Palacio Legislativo, con sus dos cúpulas (!!!!!) e Itamaraty (!!!!!).
Luego de un último paseo con el auto, shopping y almuerzo, salimos rumbo al sur y a Belo Horizonte, a eso de las 17:00 horas.
En Paracatu (a unos 150 Km.), paramos a cargar combustible y estaban por inaugurar la sección pizzería, con sound al vivo, por lo que nos quedamos a esperar el acontecimiento. Un rato de espera y luego de una buena pizza y mejores canciones, reanudamos el camino.
Más adelante dormí una 3 horas y en camino de nuevo, para llegar a las 09:30 a la primera de las cavernas a visitar: Maliqué. Son 610 m de recorrido por los jardines de Bomarzo, de increíble belleza. Grandes salones, cada uno con sus formaciones y cristales distintos, estalactitas y estalagmitas gigantescas, pequeños pasos que daban a otras formaciones coloridas, todo por suerte muy bien iluminado, ya que si hay un corte de luz la oscuridad es absoluta.
Salimos, en el camino almorzamos en un buen restaurante de la ruta y llegamos justo a Lagoa Santa, luego de dar 100 vueltas, para el último turno de visita a otra de las cavernas. Nuevamente increíbles las bellezas que vimos. Salimos ya anocheciendo y estamos ahora en la ciudad de Lagoa Santa, cargando en Internet estas notas.
Seguramente dormiremos en algún lugarcito cerca, y mañana entraremos a Belo Horizonte, con la idea de quedarnos en un hostal.
Un abrazo a los infinitos lectores.

Brasilia - Viernes 10

A la mañana siguiente, bien temprano, una vuelta caminando de despedida. Calles iluminadas por el sol naciente y hasta tucanes desayunando en una palmera. Visita a una cascada y rumbo a Brasilia.
El camino de serranía suaves, muchos pozos que misteriosamente desaparecen al llegar a la gran capital. Se cruza primero ciudades satélites, una de ellas llamada la ciudad del automóvil que prácticamente es una gran playa de estacionamiento de autos en venta. El acceso bien señalizado y sin dificultad nos metimos en la gran avenida este-oeste que es la principal y donde están los principales edificios. Paramos en un gran parque de estacionamiento para preguntar sobre la Asociación de Albergues, que por suerte estaba cerca y para allá fuimos. Un lugar muy agradable, cercano al centro, en que por R$. 13,50 c/u disponíamos de desayuno y duchas, durmiendo en el auto.

Al día siguiente, desayunando
Así que nos instalamos, arreglamos un poco las cosas y nos fuimos con una carona al centro de Brasilia. Nos dejaron en un shopping, cerca de la terminal de ómnibus, almorzamos, quisimos ir a la catedral que quedaba “cerquita nomás” y aprendimos la regla número 1 de Brasilia: nos fuimos nuevamente al Albergue en un colectivo para buscar el auto, ya que Brasilia sin auto es un suicidio caminando.
Volvimos al centro, visitamos la iglesia Catedral que no nos convenció mucho



y luego la torre de TV que nos dio una vista a 85 m de altura de la ciudad y nos permitió ubicarnos “geográficamente”.

. .Vista de la gran avenida central, al fondo: el congreso


Otra vista. El edificio en arco es un shopping, pero no tienen la calidad de los porteños



Recorrimos toda la gran avenida, hasta el palacio Legislativo (las dos cúpulas formando la balanza) y luego al puente Juvelino Kubitchev, que es uno de los que cruzan la gran laguna artificial que casi rodea Brasilia con intención de humidificar el clima seco del lugar. Es un puente colgante pero con tres arcos asimétricos, que lógicamente consideran “el más bonito del mundo”



y como ya había anochecido recorriendo la otra costa, rumbeamos al Albergue haciendo una gran vuelta ya que de noche aparentemente cambian las calles de lugar y por suerte, luego de varios recorridos conseguimos pasar justo frente al albergue. Alegría y alivio, entramos, disfrutamos de los sillones del living y a nuestro auto para un merecido descanso.
Desayuno en el albergue muy bueno y a las 10:00 estábamos visitando el Museo del Aborigen (!!!!!) , que lamentamos no poder sacar fotos en el interior ya que hay trabajos muy hermosos realizados por los indígenas (pueblos originarios...)

y luego el Memorial de JK (!!!), con toda la historia de este político, además de su mausoleo en el piso superior.
De allí a la Capilla de Don Bosco (!!!!!!!!!!!), al lado de un colegio saleciano


es una vivencia espiritual vestida de azul.


y el Templo de Buena Voluntad (!!!!!!!!), que forma parte de una universidad de estudios teosóficos.

El templo es una gran cúpula y en su vértice está el cristal "más grande del mundo"


en su interior, en el piso, hay marcada una espiral que se recorre por la franja oscura hasta llegar al centro, justo debajo del cristal, y luego se pasa a la franja clara (se hace la luz en nuestro interior) y se sale recorriendo nuevamente la espiral. Todo en silencio y gran devoción


detrás de ese círculo de cristales, está el mausoleo del fundador de ese "grupo?", aún sin ocupar
Almorzamos muy bien en la sección universitaria y Cris me lo agradece con su mirada (por fín algo distinto al pan con queso !!!)
Llegó la noche, nos fuimos al Edificio del Teatro, una pirámide truncada, y luego, al llamado de la música: una plaza donde desde un palco un conjunto tocaba y el pueblo (nosotros también), danzaban forró. Todo muy brasilero, alegre, descontraido y feliz.
Luego al albergue, después de dar una última vuelta por Brasilia nocturna y sus edificios iluminados, súper felices con el día vivido.

Rumbo a Brasilia - Jueves 9

A la mañana siguiente, bien temprano, una vuelta caminando de despedida. Calles iluminadas por el sol naciente y hasta tucanes desayunando en una palmera. Visita a una cascada y rumbo a Brasilia.
El camino de serranía suaves, muchos pozos que misteriosamente desaparecen al llegar a la gran capital. Se cruza primero ciudades satélites, una de ellas llamada la ciudad del automóvil que prácticamente es una gran playa de estacionamiento de autos en venta. El acceso bien señalizado y sin dificultad nos metimos en la gran avenida este-oeste que es la principal y donde están los principales edificios. Paramos en un gran parque de estacionamiento para preguntar sobre la Asociación de Albergues, que por suerte estaba cerca y para allá fuimos. Un lugar muy agradable, cercano al centro, en que por R$. 13,50 c/u disponíamos de desayuno y duchas, durmiendo en el auto. Así que nos instalamos, arreglamos un poco las cosas y nos fuimos con una carona al centro de Brasilia. Nos dejaron en un shopping, cerca de la terminal de ómnibus, almorzamos, quisimos ir a la catedral que quedaba “cerquita nomás” y aprendimos la regla número 1 de Brasilia: nos fuimos nuevamente al Albergue en un colectivo para buscar el auto, ya que Brasilia sin auto es un suicidio caminando.
Volvimos al centro, visitamos la iglesia Catedral que no nos convenció mucho y luego la torre de TV que nos dio una vista a 85 m de altura de la ciudad y nos permitió ubicarnos “geográficamente”. Recorrimos toda la gran avenida, hasta el palacio Legislativo (las dos cúpulas formando la balanza) y luego al puente Juvelino Kubitchev, que es uno de los que cruzan la gran laguna artificial que casi rodea Brasilia con intención de humidificar el clima seco del lugar. Es un puente colgante pero con tres arcos asimétricos, que lógicamente consideran “el más bonito del mundo” y como ya había anochecido recorriendo la otra costa, rumbeamos al Albergue haciendo una gran vuelta ya que de noche aparentemente cambian las calles de lugar y por suerte, luego de varios recorridos conseguimos pasar justo por frente al albergue. Alegría y alivio, entramos, disfrutamos de los sillones del living y a nuestro auto para un merecido descanso.
Desayuno en el albergue muy bueno y a las 10:00 estábamos visitando el Museo del Aborigen (!!!!!) y luego el Memorial de JK (!!!).
De allí a la Capilla de Don Bosco (!!!!!!!!!!!), la Iglesita (!) y el Templo de Buena Voluntad (!!!!!!!!). Describir la capilla de Don Bosco es imposible, es una vivencia espiritual vestida de azul. Ver fotos si se quiere tener una idea, no conozco las palabras necesarias.
Llegó la noche, nos fuimos al Edificio del Teatro, una pirámide truncada, y luego, al llamado de la música: una plaza donde desde un palco un conjunto tocaba y el pueblo (nos también), danzaban forró. Todo muy brasilero, alegre, descontraido y feliz. Luego al albergue, después de dar una última vuelta por Brasilia nocturna y sus edificios iluminados, súper felices con el día vivido.

viernes, junio 10, 2005

Pirenópolis - Miércoles 8 de junio

A la mañana dejamos el hotel luego de un suculento desayuno “a la brasilera” y nos fuimos al shopping Flamboyant, y que luego de varias idas y venidas por la ciudad, conseguimos embocarlo.
Es enorme, uno de los mas grandes de Brasil según el folleto. Estuvimos mas de tres horas caminando, almorzamos y con tiempo salimos para Pirenópolis, que queda medio de pasada por el camino a Brasilia y es una ciudad histórica. Llegamos cerca de las 16 horas y nos encontramos con una ciudad pequeña, muy parecida a Paraty, que recorrimos su centro caminando con mucho placer y paz en el corazón. Llegamos a la iglesia principal, de 1750, que hace un par de años se incendio totalmente. Fue una gran pérdida para la comunidad, así que están en trabajos de restauración.
A la noche vimos el partido de fútbol Argentina – Brasil desde la calle, ya que estacionamos el auto justo frente a la ventana de una posada y compartiéndolo con varios policías. Todo con una gran buena onda, a pesar del 3 x 1 con que le ganamos.
En un localcito, una artesana enhebraba collares de semillas. Cris se acercó a charlar y resultó tener dos títulos universitarios, tesis, viajes al exterior y vende artesanía a Suiza. Soltera, sin hijos y una gran simpatía. Vivía en Brasilia pero ahora largó todo por la paz de Pirenópolis.
A la tardecita, visitando una iglesia , se nos acercó un hombre de unos 55 años, con su bici y un rastillo y pala. Son argentinos?, de donde? - De Oberá. - Estuve hace unos años parando varios meses en el hotel internacional. Luego de media hora de charla, le grabamos un mensaje de saludo para la dueña del hotel que aprecia mucho.
Dormimos estacionando el auto frente a la catedral quemada, bajo la vigilancia amable de los policías que pasaban haciendo sus rondas y a la mañana nos saludaron despidiéndonos.

miércoles, junio 08, 2005

En Goiania - Martes 7 de junio

Llegamos hoy a Goiania, capital de Goias. Anoche, luego de estar en Itumbara, salimos de la ciudad como para encontrar un lugar para dormir. Nada en las afueras, así que no tuvimos más remedio que seguir por la ruta a la pesca de un lugar seguro. Dios ayuda, ya que a unos 50 Km. y cerca de las 23:00 horas, un manojo de luces y una hermosa Petrobras que, según un cartel, fue seleccionada como una de los 50 mejores postos. Varios camiones, lanchonete, unos baños impecables y muy amablemente nos indicaron un lugar especial para dormir. Así que nos quedamos levantados un rato recorriendo el "Shopping Posto" y a la cama. Hoy temprano, desayuno bajo los árboles del posto y a la ruta continuando con su colección de pozos. Lamentablemente, los últimos 300 km dejaron mucho que desear.
El paisaje muy lindo, tierra colorada e infinitos cultivos de caña de azúcar, algodonales, mandarina, cafetales, ananás, etc. Todo en cantidades infinitas.
Unos 150 Km antes de Goiania, entramos unos 50 Km para conocer Caldas Novas y Rio Quente. Son lugares de aguas termales de bastante fama en Brasil. Nada que ver, que me perdonen los brasileros pero las nuestras son mas lindas, mejor organizadas y mucho mas accesible el ingreso. Así que luego de visitar el río Quente (aguas tibias), nos fuimos a la ciudad de Caldas Novas, similar a Río Hondo (Argentina), todo dedicado al turismo. Un par de horas después, seguimos viaje a Goiania.
Llegamos a eso de las 15:30 horas. Una ciudad enorme, con su tránsito endemoniado y río de autos. Llegamos a la zona centro y cuando vimos el primer cartel de HOTEL no nos importó la fachada de cuatro estrellas ni el nombre raro: Kananxué, preguntamos y adentro. Habitación 213, nos dimos una buena duuuuuuuuuucha y ahora estamos recorriendo el centro que no es muy amigable una vez que comienza a oscurecer, así que cuando terminemos de escribir en el cyber iremos al hotel a descansar. Brasilia queda a unos 250 Km. y nos parece que debe ser mas atractivo.

martes, junio 07, 2005

Goias - Lunes 6 de junio

Acabamos de llegar a Goiás (la provincia, o estado para Brasil) y estamos en Itumbará, una ciudad importante justo en el límite entre Mina Gerais y Goias, ¡pero en Goias!. Llegamos a eso de las 21:00 horas y entramos a la ciudad para poder escribir nuestro viaje.
De Ourinhos salimos como a las 08:00 horas, luego de desayunar y charlar con los playeros de la estación de servicio muy amables y bromear sobre el partido del miércoles. Están muy agrandados los brasileros luego del 4-1 con Paraguay, pero todos gente muy amable las que hemos encontrado, con rasgos de pueblo o del interior y no de gran capital (porteños).
Rumbo al norte, por la BR 369. A las 9:00 llegamos a Marilia, entramos como para ir a un Shopping y caminar un rato, pero abrían a las 10:00 así que seguimos viaje a San Juan de Rio Preto, 130 Km. más adelante. Tuvimos que hacer un desvío (puente en reparación) que alargó el camino unos 40 Km., pero al mediodía llegamos, previo almuerzo (rodizio), en un hermoso lugar sobre la ruta, muy bien atendido.
En Río Preto sí encontramos un Shopping con un Hiper anexo, así que estuvimos un par de horas recorriendo el lugar, estirando las piernas y haciendo compras para el camino. Seguimos viaje, muchos cultivos de caña de azúcar bordeando el camino y hasta el infinito. A cada rato nos cruzábamos con los camiones cargados de caña (peligro: el camión arrastra dos acoplados) y con destilerías enormes para producir el alcohol.
También con grandes plantaciones de café y cuando entramos en Mina Gerais, plantaciones de ananá. Lógicamente paramos en un puesto sobre la ruta y compramos 3 para el camino, después de hablar como media hora con el vendedor. Todo un personaje, de 42 años, con dos hijos estudiando ingeniería y una hija de 15 años, también con grandes proyectos. Y todo vendiendo ananá en la ruta !!!!.
Los últimos 130 Km. bastante pozos, ya plena noche y mucho tránsito de camiones por lo que fue pesado y medio pero llegamos a Itumbará, ciudad de unos 200000 habitantes y estamos en un cyber frente a la plaza, actualizando el viaje.
La moral esta a 10 y con grandes paisajes y próximos a cosas a descubrir. Pronto nos iremos a un posto a hacer el nido y mañana, a unos 150 Km., estaremos en Caldas Novas que es una región de aguas termales y que inclusive hay un río de aguas a 50 grados (algo de eso dicen algunos sitios de internet por lo que iremos a verificar). Allí pasaremos seguramente el resto del día.
Seguiremos con la historia quizá el miércoles, desde Goiania.

lunes, junio 06, 2005

Maringá - Domingo 5 de junio

Llegamos a Maringa a las 10:30 y un automovilista al que le preguntamos como llegar al centro, nos respondió: siganmeN (igual que Menem). Así que con ese amable guía nos aventuramos por avenidas arboladas de una ciudad relativamente nueva y con fama de ser la que más metros cuadrados por habitante tiene de verde.
En el centro está la catedral, que es un cono de 120 metros de altura, rodeada de vitrales, moderna y hermosa, en el medio de un parque importante. La visitamos, sacamos las fotos de rigor y luego a preocuparnos de las cosas materiales: buscamos una panadería, luego a comprar hielo y Cris se fue a la Catedral a escuchar misa de 12.
A la salida almorzamos en un selfservice y luego al parque Inguá en busca de sombra. Una belleza, varias hectáreas, caminos apaisajados cruzando arboledas y animalitos varios del señor, cocodrilos del Pantanal (cerca de por medio), arará de varios colores (jaula de por medio), cisnes (agua de por medio), monitos por los árboles y caminamos un par de horas por ese pequeño paraíso en pleno centro de la ciudad, ya que estaba a cinco cuadras de la catedral.
A eso de las 17:00, ya el sol en retirada, reiniciamos el viaje, rumbo primero a Marialba que es una pequeña ciudad a 15 Km. de Maringa, donde intentamos encontrar a Sandra (cantaba en Raffain, nuestro lugar para bailar en Foz) pero no tuvimos suerte, así que continuamos para Londrina y Ourinhos. Todo autopista, unos 200 km y varios peajes saladitos.
En las afueras de Ourinhos conseguimos un Posto adecuado y a dormir.

domingo, junio 05, 2005

En viaje - Sábado 4 de junio

Después de largos preparativos, a las 18:00 horas del sábado 4 de junio de 2005 salimos por fin de viaje, marcando el odómetro 81444 Km. A las 22:00 horas cruzábamos la frontera y 30 minutos después bailábamos en nuestro lugarcito de siempre, en Foz do Iguazú. Cenamos una pizza de palmitos, sin caipirinha ya que iba a seguir manejando y de mas está decir que la pasamos de 10.
A la 01:30 horas reiniciamos el viaje rumbo a Cascabel, a unos 130 Km de Foz. Llegamos medio cansados y en un centro de atención al viajero, en la misma autopista, hicimos noche luego de solicitar autorización, más que nada para hacernos notar y que nos cuiden de noche. Temprano a la mañana siguiente, otra vez en ruta, por la BR 369, con destino a Maringa donde queríamos conocer especialmente su iglesia matriz: un cono de cemento al estilo de “ o más grande del mundo”.

sábado, mayo 28, 2005

Postergación del viaje

La fecha de salida debió postergarse para el próximo viernes 3 de junio. Sigue la idea del mismo itinerario previsto con plato fuerte en Brasilia, las ciudades del Oro Negro cercanas a Belo Horizonte, Victoria y las playas que encontaremos al bajar luego rumbo a Buzios. Son todos lugares paradisíacos según la información que se encuentra en internet. Por el camino iremos contando del viaje. Un abrazo, Cristina y Carlos

sábado, mayo 07, 2005

Próximo viaje . .

Ya estamos planeando el próximo viaje, que dado que estamos en invierno, entonces será Brasil. Pensamos cruzar por Iguazú y seguir subiendo por Cascabel, Londrina y continuar hasta Goias. De allí son unos 250 Km. más para llegar a Brasilia. Luego a Belo Horizonte, Ouro Preto y otras pequeñas ciudades que la rodean, para luego ir a Victoria, capital de Espíritu Santo y las playas que estan cerca. Próximo destino Buzios, Cabo Frío, Arraial do Cabo, Río Janeiro y por la costa o autopista, a decidir, llegar a Bombinhas y Oberá. Serán unos 8000 Km. aproximadamente y saldremos quizá a fines de mayo.

jueves, abril 28, 2005

fin del regreso. En Oberá de nuevo

Cerca de las 08:30 seguimos viaje rumbo a María Grande, con un día de sol hermoso y no menos hermosos paisajes de Entre Ríos.
Estuvimos en las termas unas cuantas horas y a eso de las 14:00 de nuevo a la ruta con rumbo ahora si a Oberá.
Llegamos el viernes a las 00:30 horas, indicando el odómetro 80111 Km, con lo que resultan unos 5.500 Km. recorridos en total.

miércoles, abril 27, 2005

En camino de regreso a Oberá

Ya en plan de regreso a Oberá, salimos de Jesús María a las 08:30 como para llegar a San Francisco al mediodía. Almorzamos con Nilda y Pedro pasando un momento muy agradable y luego seguimos viaje rumbo a Santa Fe donde llegamos a eso de las 18:00 para visitar a Ana María Simonello, con quien pasamos una hora charlando muy entretenidos a pesar de los serios problemas de salud que esta llevando con su gran entereza. Ya anocheciendo seguimos cruzando la ciudad, y a la salida entramos en un Shopping Hipermercado donde se nos fue una hora por lo que salimos de allí ya de noche, cruzamos el túnel y un poco mas adelante encontramos una estación de servicio El Sol, donde hicimos noche.

lunes, abril 25, 2005

Cerro Colorado

El destino es Cerro Colorado, un caserío que esta a unos 120 Km. al norte de Jesús María, por la ruta 9, y allí se encuentra un parque nacional como reserva de pinturas rupestres. Salimos cerca de las 10:00 y llegamos por buenos caminos bordeando campos impecablemente sembrados, hasta internarnos los últimos 10 Km. por algo de serranía y cruce de arroyos de aguas cristalinas.
El parque es modesto en lo que ofrece al turista. Pagamos $1.- de ingreso y eso incluye el guía que nos acompañó en los dos circuitos, de 100 metros cada uno quizá, en los que se pueden observar algunas pinturas rupestres de 1500 años de antigüedad. De todos modos, el paisaje y la magia del lugar es suficiente para justificar el paseo.
Luego fuimos a la casa de Atahualpa Yupanqui, unos 3 Km. desde allí por muy mal camino para el auto en algunos trechos, pero vale el esfuerzo. Se llega a la casa donde paso muchos años, especialmente los de la dictadura. La han transformado en museo y conservan el dormitorio como quizá fue usado el último día. Está al borde de un arroyo, al pié de unas sierras y sus cenizas, junto a las del Chúcaro, están en esa tierra a la sombra de un algarrobo.
No se puede dejar de escuchar su guitarra mezclado con la brisa, el golpear del agua en las piedras del arroyo y el trinar de los pájaros que aprendieron su cantar escuchándolo.

domingo, abril 24, 2005

Capilla de Buffo y Candonga

Con Paula nos fuimos a las sierras a visitar un par de capillas: primero la de Buffo, cerca de Unquillo. Costó bastante encontrarla pero llegamos, valió la pena. Es una capilla donde están la esposa, la hija y por último el Sr. Buffo.
De allí, a la capilla de Candonga. El camino es regular y de serranía bastante brava. Bien indicado y con hermosos paisajes. También es una hermosa capilla, bastante famosa en Córdoba.

sábado, abril 23, 2005

Santa Catalina

Paseo a Santa Catalina. Es una estancia jesuítica que queda en el borde de la ciudad de Jesús María y fuimos caminando ya que son unas 15 cuadras aproximadamente.
Está muy bien conservada y en su interior implementaron un museo con piezas de la época que le da vida al conjunto. Vale la pena hacer 100 Km. para visitarla y mucho más si estamos tan cerca. Además nos trae recuerdos de nuestro noviazgo, en que fueron frecuentes las visitas 40 años atrás.
A la noche, a bailar a Puerto Caroya !!!!!

lunes, abril 18, 2005

XII EMCI

Tomé el ómnibus en Córdoba para San Juan, donde se realizó el XII EMCI hasta el viernes 22, en que tome a la noche el ómnibus de regreso a Córdoba. Fueron cuatro días de trabajo en el congreso, matizado con algunos momentos de cálida confraternidad en el gran grupo que formamos.

viernes, abril 15, 2005

Difunta Correa

A eso de las 08:00 emprendimos la marcha, saliendo de San Juan rumbo a Vallecitos, donde esta el santuario de la Difunta Correa, aproximadamente 70 kilómetros. Es un lugar al que concurre mucha gente, de todo el país, agradeciendo según ellos infinidad de gracias alcanzadas por su intermedio dejando algún testimonio. Al día siguiente, sábado, llegaban 2700 jinetes a caballo de todo el país y también vecinos, en una marcha que se hace todos los años. Como manifestación de fe, es una de las más importantes del país.
Seguimos viaje cruzando La Rioja, entrando a Córdoba por Cruz del Eje y llegamos a Jesús María a eso de las 21:00, con mucha alegría por el paseo realizado.

jueves, abril 14, 2005

Leoncito

Un día frío pero de sol, el auto arrancó bien y salimos, luego de desayunar, rumbo a Leoncito para visitar el observatorio astronómico y también Pampa del Leoncito. El camino asfaltado, cumbres nevadas sobre la cordillera y los verdes iluminados por el sol. Todo es brillante y nuestro ánimo también.
Unos 40 Km. adelante está la entrada al observatorio que en realidad es un parque nacional. Por caminos arbolados y quebradas llegamos al observatorio donde pudimos hacer una visita guiada ($5.- c/u) que nos permitió ver por dentro las instalaciones y conocer un poco la tarea que realizan allí los científicos. La altura es de unos 1800 m.s.n.m. por lo que había que caminar tranquilos.
Ya de regreso del Parque, justo del otro lado del asfalto, está la entrada a Pampa de Leoncito; es una pista de arcilla endurecida de unos 17 km de largo y 2 de ancho, donde se hacen carreras de windcar que alcanzan velocidades de 130 Km/h.
Recorrimos unos kilómetros con el auto, las fotos de rigor y regreso a Barrial, donde almorzamos en un pequeño restourant y seguimos viaje rumbo a San Juan capital, pero a los pocos kilómetros entramos en un camino de ripio de unos 500 metros de longitud, pero que nos llevaron a un paisaje increíble de rocas, para apreciarlas en la mas absoluta soledad. El lugar se llama El Alcázar, imperdible!.
Más adelante, el camino de asfalto desciende bastante bruscamente y en un tramo de unos 5 Km. es de una sola mano: montaña por un lado y precipicio por el otro, por lo que tuvimos que esperar nuestro turno. Los paisajes hermosos y bordeando en gran parte el río San Juan.
Llegamos a San Juan capital ya oscureciendo, buscamos una ACA para cargar combustible y luego, unas 10 cuadras más adelante encontramos otra ACA mucha más grande donde nos dieron autorización para dormir, así que estacionamos en un lugarcito tranquilo, dimos una vuelta caminando, comimos algo y a dormir.

miércoles, abril 13, 2005

Aguas Negrass - 4780 m.s.n.m.

Desayunamos a eso de las 08:00, preparamos el equipaje, dejamos el hotel y al auto pero sorpresa: no quiso arrancar. Otra 4x4 del equipo de Carmen Yazalde tampoco arrancaba, así que me plegué al equipo de auxilio, empujamos, presté la soga para remolcarlo con un ómnibus del hotel, y cuando arrancó pedí reciprocidad que por supuesto, de muy buen agrado, me remolcaron y arrancó nuestro Pegaso. Mientras, mi copiloto charlaba con Carmencita y foto mediante para inmortalizar tan sublime momento.
Salimos entonces como a las 10:00 rumbo a Las Flores, unos 10 Km., de donde sale el camino al paso de Aguas Negras, nuestra máxima prueba de altura y aventura. A los 500 metros de Las Flores está la aduana argentina, donde paramos, nos atendió un gendarme joven de Concepción de la Sierra por lo que recibimos el tratamiento VIP de compatriotas, nos dieron ajo para superar el apunamiento y a seguir.
Hicimos unos 20 Km. de camino llano, asfaltado, directamente a la cordillera que estaba en el horizonte, luego más cerca, más cerca, y un cartel nos previno que dos siglos atrás, un grupo de argentinos San Martinianos siguió este mismo camino a pié, con mulas que arrastraban cañones.
Y llegamos al pié de la cordillera y comenzamos a subir, a subir, a subir hasta llegar, unos kilómetros más adelante, a otro control de gendarmería donde también nos trataron muy amablemente, nos dieron cebolla esta vez y retuvieron los documentos como para asegurarse que el viaje era hasta la frontera nada mas. Seguimos subiendo pero ahora por camino de tierra, bordeando permanentemente el río Aguas Negras y subiendo, subiendo, la nieve se acercó a nosotros, también el hielo, más y más nieve en el borde del camino y se sigue subiendo.
El camino cada vez más angosto por la nieve y llegamos a los esperados e increíbles penitentes allí, al alcance de nuestra mano. Paramos el auto pero no nos bajamos por temor a la altura ya que necesitábamos toda nuestras fuerzas para seguir hasta la frontera y volver.
Y llegamos a la frontera, a los 4780 m.s.n.m., sacamos las fotos de rigor sobre la linea que divide las aguas, en un marco cordillerano nevado, solos con Dios y recordando muchos afectos que siempre nos acompañaron en los mejores momentos de nuestro viaje. Iniciamos el regreso entusiasmados con la perspectiva de bajar, bajar y bajar para llegar hasta donde el aire es respirable y llena los pulmones.
Unos guanacos nos saludaron cruzando el camino poco antes de llegar al primer puesto de gendarmería, charla con el gendarme Espejo que nos había dado la cebolla, devolución de los documentos y seguimos bajando por camino asfaltado hasta la aduana. Otra charla y a seguir el camino ya que la intención era llegar a Calingasta, unos 150 km más adelante.
Este paso lo piensan mejorar para que esté habilitado todo el año, mediante un túnel de 15 kilómetros de largo y aparentemente ya está la financiación de los Chinos. El proyecto lo avalan las provincias de Santa Fe, Córdoba y San Juan. Sin el túnel, solo esta abierto de diciembre hasta marzo – abril.
En Las Flores buscamos un lugar con árboles y sombra al costado de la ruta, comimos algo y pocos kilómetros más adelante está Iglesias donde abandonamos el asfalto para cruzar por un camino polvoriento y de piedra gruesa en algunos tramos, pasamos por Tocota y 85 kilómetros después retomamos el asfalto en Villa Nueva, poco antes de llegar a Calingasta. Este camino no fue una experiencia grata y aconsejamos continuar por el asfalto en Iglesias.
Pero llegamos a Calingasta que no nos gustó y aunque ya era de tardecita y próximo a caer la noche, seguimos viaje a Barreal, que tiene mejor fama, por lo menos de ser una villa turística.
Llegamos ya de noche, encontramos una estación de servicio YPF donde nos destinaron un lugar apropiado para dormir, recorrimos un poco el pueblo, nos gustó, compramos algo en un mercadito y a comer y dormir en nuestro palacio.

martes, abril 12, 2005

Termas de Pismanta

A la mañana siguiente, recorrida por el centro de San José, cargamos la garrafita de gas que estaba medio floja, visitamos la iglesia que albergaba un cristo negro tamaño natural y otras imágenes antiguas y a la ruta de nuevo rumbo a Rodeo, por la cuesta del viento.
Fueron unos 50 Km. de grandes paisajes, bordeando el río Jáchal por uno de los lados y paredones de piedras con su sinfonía de colores cambiantes por el otro. En uno de los tramos bajamos a explorar la garganta del río, en que el curso se encajona por un pasaje angosto y en otro nos internamos caminando por unos paredones imposibles y también exploramos cuevas.
Para remate, al final de ese tramo llegamos al dique Cuesta del Viento, con las aguas contenidas por laderas de piedra talladas por el viento formando un paisaje lunar increíble. Allí se practica windserf , pero supongo que a debe ser de alta velocidad, ya que el viento es una constante.
Luego de llenarnos los ojos de esas maravillas, continuamos por un valle lleno de verdes, hasta llegar al Hotel Termas Pismanta, cerca de las 15:00. Hablamos en la recepción, está a cargo de una cooperativa de los mismos empleados, nos atendieron muy bien y nos ubicamos en el cuarto 312. Dejamos todo rápido, nos dimos una ducha merecida y a las termas.
Son cuartos privados, para una o dos/tres personas. Entramos en una de ellas, cerramos la puerta, nos pusimos cómodos y al agua caliente (42 ° ). Placer de los dioses, griegos y romanos juntos, luego de varios días a bordo de la Trafic que mucho disfrutamos también pero esto . . ., a 2000 m de altura, teniendo todo un hotel a nuestra disposición . . ., fue sumergirnos en otra dimensión y por supuesto nos quedamos más de lo aconsejado ya que en algún momento quise ponerme de pié y sentí un mareo y debilidad peligrosa por lo que le pedí a Cris que también saliera agarrándonos de los caños que previsoramente estaban colocados en las paredes, hasta sentarnos en una silla salvadora donde quedamos quietos recuperando suficientes fuerzas para vestirnos, abrir la puerta, respirar aire fresco y buscar unos hermosos sillones donde nos derrumbamos convencidos que por algo dicen que no mas de 15 minutos.
Una larga siesta en cama con sábanas y a la noche fuimos a cenar en el mismo hotel, donde había un menú fijo pero abundante y excelente. En el comedor también estaba Carmen Yazalde, quien con un equipo estaban filmando una promoción del hotel o de una crema para damas. Para cerrar el día, otro baño termal pero esta vez solo y no mas de 10 minutos, estando Cris de guardia.

lunes, abril 11, 2005

Ischigualasto (Valle de la Luna )

A las 09:00 estábamos en la entrada del parque, listos para la excursión. Se juntaron unos 5 autos, entre ellos una combi con excursionistas que venían de Valle Fértil. Todos en caravana iniciamos el paseo, con un guía que iba en la combi y previo pago de $ 10.- c/u. Varias paradas por el camino, donde nos bajábamos, escuchábamos al guía, sacábamos las correspondientes fotos y nuevamente al auto para seguir el paseo.
En total unas 02:30 horas en que llegamos al punto de partida y luego la visita al museo paleontológico, que depende de la Universidad de San Juan, donde una chica, con mucho entusiasmo, nos explicó las maravillas que estaban enterradas en ese parque.
A eso de las 14:00 seguimos rumbo a Talampaya. Para eso tuvimos que retomar el camino a Baldecitos, cruzar a La Rioja y tomar la ruta 26, paralela al límite con San Juan, siguiendo para el norte unos 50 Km., hasta la entrada al parque. Por ser jubilados no pagamos entrada, pero cuando llegamos, unos 10 Km. mas adelante, a la casilla de guarda parques, allí nos enteramos que el paseo se hace únicamente con unas camionetas que tiene asientos en la caja y a un costo de $ 25.- c/u. Los comentarios en el libro de visitantes eran pésimos, ya que consideraban que el mayor éxito era el de llenarlos de tierra y no había agua al regreso como para una mínima higiene. Como no regresábamos nosotros a un hotel fijo y si a un hotel rodante sin ducha, desistimos del paseo y continuamos camino con destino final en San José de Jáchal.
Una vez recorridos los 10 Km. de salida del parque, retomamos el rumbo norte. En Pangacillo un control sanitario nos obligó a comer las frutas que llevábamos y en Villa Unión, con una hermosa vista del Famatina, a mano derecha del camino ( 6.200 m), doblamos a la izquierda tomando la Ruta 40 (¡!). Pronto cruzamos una serranía, paisajes muy bonitos, dunas de arena para jugar y el placer de estar transitando por ¡LA 40!.
Cruzamos el límite y nuevamente en San Juan, poco después de pasar por Agua Hedionda, el camino se divide justo después de un control bromatológico que nos indicó tomar por la izquierda. Ya estaba atardeciendo, el asfalto se transformó en tierra y el camino comenzó a trepar y trepar, la noche cayó llenando de mantos negros el paisaje de montaña y continuamos trepando, cruzando un túnel cavado en piedra blanca, hasta llegar a un dique del que solo se veía el espejo de agua brillando de a ratos por alguna luz que seguramente llevaba algún fantasma iluminando su camino. Bordeando el agua, al camino fue poblándose de casitas, luces de calles y poco kilómetros después apareció San José de Jáchal con sus 19.000 habitantes.
A la entrada, una estación de servicio del ACA, por lo que pedimos autorización para dormir y solucionado ese problema, seguimos rumbo al centro para comer algo. Recorrida por varios lugares que nos indicaban pero todos cerrados: abren después de las 21:30 y como estábamos cansados, rumbeamos para el ACA, Cris preparó una sopa riquísima y nos dormimos pensando en reptosaurios, paisajes, montañas y túneles. ¡Una belleza todo!

domingo, abril 10, 2005

Rumbo a San Juan

Salimos de Jesús María cerca de las 10:00 rumbo a Ascochinga. Llegamos a La Cumbre a las 11:30 y entramos en el Camino de los Artesanos, de aproximadamente 6 Km. de tierra, con varios locales de artesanos al costado. Luego tomamos el asfalto de la Ruta 38, entramos a Los Cocos buscando un lugar para almorzar, que encontramos frente al Descanso (donde esta el laberinto). Comimos unas pizzetas y otra vez al camino: Cruz del Eje – Serrezuela – Límite con La Rioja – Chamical – Patquía. Doblamos luego a la izquierda para tomar la ruta 150 y continuamos por “los llanos riojanos”. Unos Km. más adelante nos encontramos con el lugar donde mataron a Monseñor Angelelli, sencillos homenajes populares mantienen vivo el recuerdo.
Más adelante entramos en San Juan y luego de un par de kilómetros, el caserío de Baldecitos. De allí, por un camino también asfaltado, 17 Km. después, llegamos a Ischigualasto a las 20:30. Por suerte había luces y un guarda parque, con mucha amabilidad, nos dio algunos folletos, nos explicó la excursión del día siguiente y autorizó a dormir en el lugar del estacionamiento. Dormimos entonces en el Valle de la Luna, rodeados de dinosaurios y bajo un cielo estrellado increíble.

viernes, abril 08, 2005

Llegamos a Jesús María - Córdoba

Llegamos a San Francisco y pasamos por lo de unos tíos de Cris. Un placer charlar un rato con Nilda ya que Pedro estaba en el campo. Una hora después seguimos viaje para llegar a Jesús María a las 21:30, con 1294,7 Km. recorridos. Fue un buen viaje.

jueves, abril 07, 2005

Viaje a San Juan (Argentina)

Salimos de Oberá a las 22:45 con el odómetro marcando 74.689 Km. Una noche de calor con relámpagos en el horizonte. Pasando San José comenzó la lluvia que se transformó en diluvio hasta poco antes de Cuatro Bocas que llegamos a las 04:30 del viernes, marcando 485 Km. desde Oberá. Dormí un par de horas y seguimos viaje rumbo a Paraná.

domingo, marzo 20, 2005

Próximo viaje

Como tengo que participar de un congreso sobre enseñanza de la matemática en Facultades de Ingeniería ( EMCI XII ) en San Juan, del 19 al 22 de abril, entonces planeamos los siguiente:
a) Oberá - Jesús María (Córdoba)
b) Estadía un par de días
c) Salimos para recorrer San Juan y regresamos a Jesús María
d) Viajo en bus a San Juan, para el congreso, y regreso a Jesús María
e) Regreso a Oberá

martes, marzo 15, 2005

Una escapada al mar

El 21 de febrero salimos para las playas de Brasil: Bombinhas y Palmas, ambas en Santa Catarina. Son dos playas separadas unos 50 km una de otra y ambas hermosas. Fuimos con Ana, una amiga nuestra y estuvimos justo 3 semanas disfrutando de los paisajes, mar y sol.
Comparado con nuestro viaje a Ushuaia, fue realmente un viaje de descanso y ese fue el objetivo.

lunes, febrero 07, 2005

18° etapa: segunda parte

Hoy lunes 7 de febrero, llegamos a Oberá de regreso de nuestra gran aventura. El odómetro marcaba 69413 por lo que en total recorrimos ( 69413-56110) 13.309 kilómetros por dos países y 14 provincias argentinas: Misiones – Corrientes – Entre Ríos – Santa Fé – Córdoba – San Luis – San Juan – Mendoza – Santa Cruz – Tierra del Fuego – Chubut – Río Negro – Buenos Aires – Ciudad de Buenos Aires y así podríamos hacer varias estadísticas más, pero lo importante es todo lo que hemos atesorado y crecido a lo largo de este recorrido. Este último tramo fue directo, salimos de Bs. As., de la casa de nuestros amigos Marta y Gianni, luego de dormir allí, desayunar, un súper asado con un montón de gente linda preparado por el gourmet Gianni, larga sobremesa y a eso de las 19 horas llegó el momento de arrancar motores y ponernos en marcha. Breve parada en un Jumbo por el camino para aprovisionarnos y a la ruta. Desde que salimos del Jumbo, teníamos un rio de autos por la mano opuesta que no molestaron hasta Ceibas ya que es autopista, después si y continuó el desfile casi hasta Colón. Por el camino paramos un par de veces a dormitar una hora y llegamos sin problemas a las 11:30 de un día nublado pero caluroso. Nos esperaba Martín, gran abrazo, alegría del reencuentro! Ahora hay que reinsertarnos en Oberá, saludar a muchos amigos más, ver las fotos, corregir estos textos, etc., etc.....
Pero además: PREPARAR UN PRÓXIMO VIAJE !!!!!!!!!!!!!!!!!!

sábado, febrero 05, 2005

18° etapa: Buenos Aires - Obera

Y si, con esta última etapa finaliza nuestro viaje. Todavía no ocurrió por lo que estamos en la aventura, pensamos salir el domingo y quizá con parada en alguna terma.

Pero la aventura no termina en esta última etapa. Falta todavía bajar las fotos, seleccionarlas y disfrutar mirándolas varias veces. Mostrarlas a los amigos (lo lamento . . .) y también hay que corregir y ampliar esta página con un montón de cosas que en su momento no escribimos. Tampoco esta aventura sentimos que terminará con la última etapa, la sentimos muy nuestra y nos seguirá acompañando, no agregando kilómetros, sino que momentos de felicidad al recordarla por muchos días futuros. De última, este nuestro viaje, no es más que una etapa de la gran aventura de la vida que pensamos seguir viviendo y disfrutando.

Por ahora estamos en Buenos Aires, ayer con Bibi, Roberto y nuestros nietos, hoy sábado con Romina, esta noche iremos a charlar, comer (!) y dormir (!) a lo de nuestros amigos Marta y Jani y desde Oberá completaremos esta etapa.


17° etapa: Mar del Plata - Buenos Aires

Mar del Plata es especial . . ., estuvimos los dos días planeados. Mucha caminata por las ramblas y bordeando las playas. El primer día esta ventoso pero el segundo fue un día radiante de sol que igualmente aprovechamos para caminar la ciudad. Nada de baños de mar, para eso las playas de Brasil . . .. Algunas compras en las peatonales, visita al casino (visita nada mas...), una obra de teatro: Las marionetas del pene (!!!), nos divertimos un buen rato y también nosotros podemos verla y aplaudir la obra.

El jueves dejamos el hotel y nos fuimos con el auto para el sur, bordenado el mar, hasta el faro y luego de nuevo al norte, también bordeando el mar, hasta Villa Gesell. Entramos para recorrerla, almorzamos en un lugar muy agradable: Windy. Muy bien decorada y sobre la playa. Nueva caminata por el centro, al auto y rumbo a Pinamar. Por el camino, en una sombra, dormimos un par de horas, hasta que pase el sol, asi que llegamos a la tardecita. nos impactó la ciudad que en una serie de detalles marca un nivel económico superior a las anteriores. Recorrida de costumbre, aprovicionamiento en un super y salimos con rumbo a Bs. As. pero con idea de llegar temprano por lo que nos sobraban algunas horas que aprovechamos para dormir por el camino. La ruta fue por la 11 y tomamos en Dolores la ruta 2.

Llegamos a capital, a lo de Romina, como a las 08:00.

martes, febrero 01, 2005

16° etapa: Mar del Plata

Hoy martes 1° de febrero nos despertamos en la ciudad feliz. Mar del Plata es especial por lo que merece dedicarle un par de días. Nos alojamos en el hotel El Galeón, un hotelito dos estrellas cerca del mar y del centro y a recorrer la ciudad. Estaremos hasta el jueves y luego veremos si seguimos rumbo a Villa Gesell y Pinamar, por lo que el viernes llegaríamos a Buenos Aires.

15° etapa: Puerto Madryn - Mar del Plata

El domingo a la mañana nuevamente en marcha rumbo norte: Dejamos la Península de Valdez de lado y seguimos para Las Grutas. Es una ciudad no muy grande y se trata de que su construcción sea toda del tipo mediterránea, también la costanera tiene ese estilo.
Caminamos por la peatonal pero el día nublado y muy ventoso no ayudaba al paseo así que nuevamente al auto y seguimos previa entrada unos 40 Km. más adelante, a una playita conocida por lo caracoles que se pueden recoger en ella. Efectivamente hay unos millones, descontando los que recogimos quedaron varios todavía. El mar estaba bajo, por lo que se veía una restinga amplia y el atardecer pintaba un paisaje hermoso. En rumbo otra vez y a Monte Hermoso, pasando Bahía Blanca. Teníamos mas de 300 Km. por delante y era tarde por lo que seguimos manejando de a tirones por la noche, de manera que a la mañana del lunes estábamos allí. En este balneario habíamos acampado hace unos 30 años pero nada como para reconocer. El día seguía nublado, ventoso y frío, por lo que dimos también una recorrida y nuevamente a la ruta rumbo a Necochea y Mar del Plata. Necochea tiene una entrada larga y la costanera con edificios altos es bastante importante. Recorrimos el parque Lillo, fuimos al faro Recalada y una hora después rumbo a Mar del Plata. Llegamos a eso de las 22:00, buscamos una estación de servicio en la entrada, encontramos una Esso que nos permitió instalarnos y al sobre.

domingo, enero 30, 2005

14º etapa: segunda parte

El sábado, luego de dormir en una YPF y desayunar como corresponde, fuimos a Gaiman: supuestamente un pueblo Gales que esta a unos 15 Km.. Dimos una vuelta, no encontramos nada interesante salvo un ex túnel de ferrocarril bastante largo y estrecho que esta integrado al tránsito de la ciudad. El resto son casas bajas y las "históricas" son bastantes modestas. Regresamos a Trelew y nos fuimos al Museo Paleontológico. Muy bueno, bien presentado todo, valió la pena la visita. Nota 10. Almorzamos en un restourant a un par de cuadras y seguimos viaje para Puerto Madryn. Son 60 Km. que llegamos en un ratito. Nos gustó Puerto Madryn como ciudad, bastante grande, con una hermosa costanera y el mar por todos lados. Nos fuimos al camping del ACA, nos instalamos y dedicamos a descansar, ordenar y caminar un rato por la playa aprovechando todavía el sol. Luego una buena ducha de agua caliente y al sobre.

viernes, enero 28, 2005

14° etapa: Caleta Olivia - Puerto Madryn

Hoy es viernes 28, como de costumbre madrugamos y a las 07:00 estábamos en ruta pero rumbo a la costanera de Caleta Olivia, donde con un solcito maravilloso y un mar no menos hermoso, desayunamos en ese paraíso. Luego rumbo norte por un camino que bordea el mar. Unos 20 kilómetros mas adelante no resistimos la tentación y tomamos uno secundario que iba a la playa. Toneladas de caracoles y piedras de todos colores, por lo que juntamos otra (!) bolsa, respiramos el aire patagónico marítimo, y nuevamente al auto a seguir los kilómetros. Comodoro Rivadavia estaba a 78 kilómetros, entramos, recorrimos un poco la ciudad, visitamos un santuario de la Mater, luego a un súper y nuevamente rumbo norte hasta Trelew, donde llegamos a las 18 horas. Visita a la ciudad, información en la Dirección de Turismo, entramos en internet y a buscar una estación de servicio para dormir. Mañana recorreremos la zona, visitaremos el Museo Egidio Feruglio (dinosaurios), luego a Rawson y seguiremos a Puerto Madryn. Comentario: hace justo un mes que salimos de Oberá, y además, unos pocos kilómetros atrás, el odómetro marcó los10.000 kilómetros recorridos.

jueves, enero 27, 2005

13ºetapa - 2º parte

Hoy jueves nos levantamos en el camping a las 07:00, sacamos todo de la Trafic y pasamos el plumero con lo que conseguimos sacar el 80% de la tierra que había. El 20 % restante subió con las cosas nuevamente pero el conjunto tenía mejor aspecto.

Además, antes de salir nos fuimos a dar una duuuuuuucha de agua caliente para lo cual se paga $ 1,50 más c/u. Con todo esto se nos hizo las 10:30 pero ya estábamos en ruta de nuevo con la moral alta como de costumbre, pero además limpios. Nuestro próximo destino era el bosque de árboles petrificados para lo que teniamos que hacer unos 300 Km. por asfalto y luego entrar 50 Km. por ripio. Por el camino entramos en Puerto Julián solo para cargar diesel, comprar pan y fiambres y seguimos viaje ya que el horario de cierre del parque nos tenia algo apretados. Cumplimos con el kilometraje y llegamos al lugar de la entrada del Parque Nacional Bosques Petrificados,


donde una guarda parque nos dio las instrucciones del trekking que se podía hacer y en un momento de la charla nos pidió disculpas y fue hacia dos muchachos que terminaban el recorrido y estaban por irse. Directamente les pidió las piedras que tenían en los bolsillos. De mala gana les dieron una cada uno, la chica le pidió las otras y así fueron sacando varias que fueron a parar al cajón de la vergüenza. Moraleja: te revisan al salir ya que no dejan sacar nada. ¡Bien !!!!!
Luego de saludar a un zorro, hicimos el circuito, unos 2000 metros, en los que se observan araucarias petrificadas de hasta 35 metros de largo y 2 metros de diámetro.





Al final del circuito hay un pequeño museo y nos quedamos además un rato charlando con la guarda parque: donde estudió y sus proyectos y porque está en este lugar tan solitario.

La visita justificó ampliamente los 100 Km. de ripio que hicimos.
De nuevo en la ruta, seguimos viaje rumbo a Caleta Olivia, unos 120 Km. más adelante, y aquí estamos. Un hermosa ciudad, sobre el mar, con una costanera que visitaremos mañana, ya que ahora tenemos las fuerzas como para ir a una estación de servicio Petrobras, grande y llena de camiones, que vimos unos 3 Km. atrás. Mañana cruzaremos la “frontera” y entraremos a Chubut y seguiremos viaje quizá hasta Trelew.

miércoles, enero 26, 2005

13º etapa: Río Gallegos - Caleta Olivia

De nuevo a las 07:00 en marcha rumbo norte por la ruta 3. Desayunamos por el camino y continuamos por una superficie plana, el camino recto hasta el infinito y poco tránsito.
Queríamos entrar en el Parque Nacional Monte León pero no vimos ningún cartel por lo que seguimos de largo. Poco antes de llegar a Comandante Piedra Buena cruzamos el Río Santa Cruz. Son dos puentes ya que en el medio hay una isla: Isla Pavón. Un cartel anunciando el Complejo Turístico: un Oasis en medio de la Patagónia. Entramos y sorpresa agradable: un camping bien instalado, hostería, una estación de piscicultura y un centro de información turística. todo rodeado por un río de color turquesa que es el que nace en el Lago Argentino alimentado por el glaciar Perito Moreno.
Visitamos el centro de piscicultura en el que vimos truchas marrones de todos los tamaños y por miles, para exportación las grandes, una vez fileteadas, y las pequeñas se venden a las estancias para el negocio del pescador extranjero, que paga cifras infinitas con tal de sacarse una foto con el trofeo que colabora mordiendo el anzuelo.


A las 12:30 nuestro estómago nos guió a la hostería: trucha al champignon Cris y yo un bife a la pimienta (no me gustan las espinas) con un Norton chico. Todo con vista al río: un lujo !.


Nos explicaron como entrar a Monte León, por lo que retrocedimos unos 30 Km. y encontramos la entrada. Luego 19 Km. de ripio y llegamos a la costa.



Teniamos que esperar un rato para que bajara la marea y poder visitar una gruta, por lo que impresione a las sirenas del lugar con algunas poses de fauno


Una vez que la baja marea lo permitió visitamos la gruta caminando por la restinga (lecho de piedras que deja el mar al bajar): impresionante!!




Luego visitamos la lobería, la pingüinera (trekking de una hora), vimos por fin los pingüinos por miles. Fue un paseo valioso!.




Charlando con el guarda parque, nos explicó el problema burocrático de los carteles: en unos meses más los expedientes cerrarán el circuito y podrán entonces lucir un cartel indicando la entrada. Mientras tanto, nadie asume la responsabilidad de colocar algo, hay que adivinar el ingreso.
De nuevo a la ruta, otra vez los 30 Km. y entramos en el camping de Isla Pavón. Buscamos un rinconcito tranquilo y al sobre.

martes, enero 25, 2005

12º etapa: Ushuaia - Rìo Gallegos

El lunes 24, a las 19 horas salimos con rumbo norte y bastante frío. La ruta asfaltada en un primer tramo de 40 kilómetros que incluía el cruce de la cordillera por el paso Garibaldi rodeando el lago Escondido. Los otros 67 Km. son de ripio y rodeando el lago Fagnano hasta llegar a Tolhuin. Luego seguimos 115 Km. por asfalto hasta Río Grande Llegamos a eso de las 22:00 cansados pero contentos por el día vivido. A una YPF y al sobre.

El martes, a las 07:00 reanudamos viaje rumbo a San Sebastián por asfalto, unos 80 Km. donde está la aduana Argentina. Papeles, cruce, fin del asfalto. Aduana Chilena, papeles y 110 Km. de ripio y 30 de asfalto, hasta llegar a Bahía Azul, que es el lugar donde se cruza el Estrecho de Magallanes por su parte más angosta.



Entramos en la segunda balsa (los camiones tienen prioridad), luego de bajar algunos nenes como éste

Día con sol, algo ventoso pero navegación tranquila de unos 20 minutos.


y allí estaba la costa chilena continental.

Luego 40 Km. asfaltados hasta el límite en Monte Aymond. Nuevos papeles pero era el último cruce de aduana que hacíamos y Argentina!!!!!. En ninguna de estas aduanas nos revisaron y si tuvimos que hacer colas, pero el trato OK. Ya en Argentina, 12 Km. de ripio y luego 51 Km. de asfalto, hasta llegar a Río Gallegos. Una ciudad grande, capital de Santa Cruz, recostada sobre una ría, con una costanera amplia al que daban las casa de la gente VIP.

Era un día bastante ventoso, fuimos a la casilla de turismo instalada en una carreta, en pleno centro, donde charlamos con una señora que a pesar de estar hace una punta de años en Río Gallegos no se acostumbra al viento y no ve la hora de jubilarse e irse de allí. Mientras nos contaba esto, la carreta se sacudía como en las películas cuando las perseguían los indios y ella nos decía que esto no era nada, que la semana pasada hasta ella tuvo miedo sentada allí en la carreta por el viento que había. Fuimos a un cyber a bajar fotos y entrar en internet. Luego al Centro Cultural muy interesante de visitar: pinturas, ciencia interactiva, artesanos tejedores de lana de oveja, dinosaurios, etc.


Se hizo la noche por lo que nos fuimos a la estación de servicio del ACA y al sobre !.