domingo, febrero 24, 2008

Desde Puerto San Julián

Hoy domingo estamos en San Julian, son las 19 horas y acabamos de comprar cabrito y vamos para el camping municipal a pasar la noche y cena patagónica. Es un lugar muy agradable, con un circuito costero incríble, una réplica muy bien ambientada de la Nao Victoria (la que dió la vuelta al mundo al mando de Magallanes - Sebastián el Cano), y un viacrucis "que solo los valientes (como nosotros) suben los 200 metros con una vista hermosa desde la cruz que hace cumbre.


Ayer, luego de dejar Comodoro Rivadavia entramos en Rada Tilly. Un hermoso balneario con residencias de mucho valor y una hermosa costanera. La playa con mucha gente, casi como Palmas.
Estuvimos un par de horas estacionados en la costanera y comiendo algo, luego seguimos para Caleta Olivia donde visitamos a "Gorosito",
un recorrido por la costanera y nuevamente a la ruta, con algunas paradas para dormir un rato pero luego manejando el resto de la noche. Llegamos a las 06:00 del domingo a la playa "La Mina" (hay restos de una antigua mina de ??), que es donde comienza el Circuito Costero de Puerto San Julián.



Allí, saliendo de la playa, en plena soledad, dormimos unas 4 horas más, hasta comenzar el recorrido fantástico de este circuito, al principio con una bruma cerrada



que casi no permitía ver el mar, pero que poco a poco fue abriendo paso al sol y a los paisajes



y a playas misteriosas



donde encontramos caracoles fósiles



y también restos del hombre: fábrica de conservas desactivada



y unos 5 km antes de llegar a San Julián, un cartel nos invitó a visitar un Vía Lucis

y hacia allá fuimos






Una serie de 14 estaciones realizadas por un artista local en cemento y piedras del lugar, hasta llegar en un último esfuerzo, por una escalera, a la cima



La vista hasta el mar infinito

y esta es al regreso, con el cerro del Via Lucis de fondo



Llegando a la ciudad, casilla de iformes y destacándose en el puerto, al final de la avenida principal, una réplica de la Nao Victoria de Magallanes que fue la única que consiguió llegar a puerto luego de dar la vuelta al mundo. La réplica en escala 1:1 y con sus personajes



aquí hay un polizonte...



Camping municipal y parrilla donde hicimos nuestro primer corderito patagónico
Todos los días patagónicos son de puro sol y PURA VIDA !!!!!

1 comentario:

Romina Gisela dijo...

Papis!!!
Que hermoso que la están pasando tan fantastico. La verdad que bien dice Marcelo, despues de leerlos da mas pereza aún comenzar la semana de oficina. Pero sus relatos ayudan a soñar y a desear descubrir las tantas bellezas que tiene nuestro país.
Besotes, los quiere,
Ro (la cocinera) y Mar (el cobayo)