miércoles, marzo 05, 2008

Nuevamente en Esquel

Ayer a la mañana salimos para el Parque Nacional Los Alerces y luego de hacer un rodeo por estar cortado el camino directo de asfalto, entramos finalmente en el Parque, que por ser jubilados nos cobraron $ 0.- el ingreso. Directo a la Casilla de Informe donde nos dieron un plano de las caminatas, visitamos el museo y nos largamos a la conquista de paisajes. Sí, existen y son increibles, hay mil rincones bellísimos y el azul de los lagos se mezcla con los árboles, montañas y nieve en sus cumbres. Todo lo que cuentan es cierto.


Mística contemplación...
A la tarde, hasta nos dimos un baño en el lago Futalaufquen con temperatura del agua bastante agradable y a la noche buscamos un romántico lugarcito a la orilla del lago y allí pasamos la noche rodeados de estrellas. Pura Vida !



Hoy, luego de una última vuelta por el parque y llenar nuestro sistema de "agua corriente" (dos bidones de 20 litros c/u) con agua de los glaciares,

salimos para Trevelin, donde dimos una vuelta por la ciudad: muy bonita y también con muchas edificaciones de madera y propias del lugar. Luego fuimos a la represa hidroeléctrica de Futaleufú donde nos impactó la belleza del lugar, tanto la vegetación como las montañas y el espejo de agua: realmente un lugar imperdible. El camino de subida al coronamientoEl reposo del guerrero...

Un pasito más ..
La cañería a la represa atravesando montañas
Generando electricidad
Y luego mansamente se dirige al Pacífico el río Futaleufcú
Regreso, nuevo recorrido por Trevelin y a Esquel donde otra vez dejamos el auto en el ACA y dormiremos allí, para salir mañana, sin ningún apuro, con rumbo a El Bolsón, con parada en Epuyen.

1 comentario:

Romina Gisela dijo...

Es cierto, son lugares maravillosos.
Y el Bolsón es especialmente mágico.
Cumplí con éxito la misión encomentada pero ya ustedes me habían ganado de mano. Ufa!!
Un beso enorme y sigan disfrutando!!
Los quieren
Ro y Mar