viernes, marzo 14, 2008

A Mendoza

Ayer, nuevo día de sol, tranquilos levantamos campamento y como primer paseo nos fuimos hasta el lago Lolog (12 km), hermosa vista, algunas fotos y regreso para el lago Lacar, más fotos, un paseo en el auto por el asfalto a los Siete Lagos

Paseo por el centro, hermosas casas de madera de la zona, y ya tardecita nuevamente a buscar la 40 y seguir para el norte. La ruta hermosa, con varias curvas y trepadas y bajadas, pasamos Zapala ya de nochecita y seguimos hasta Chos Malal, donde llegamos a las 02:00 de hoy. Llenamos el tanque en una YPF y nos quedamos a dormir allí.

A la mañana, Chos Malal desde una altura del camino

Hoy viernes, nuevamente al camino, por un paisaje hermoso por zona de volcanes con largas subidas, miradores y unos 4 km antes de llegar a Barrancas, último pueblo de Neuquen, encontramos un lugarcito mágico al que llegamos por unos 50 metros: arroyito, vegetación, sombra, silencio: comimos algo, lavamos vajilla,

disfrutamos el lugar, algunas fotos y con el ánimo reforzado para afrontar el ripio que nos esperaba, llegamos a Barrancas, enseguida el puente sobre el rio Barrancas que limita con Mendoza y a cambiar de provincia.

Grata sorpresa, en vez de ripio, un hermoso asfalto impecable que nos acompañó por 38 km, luego sí, ripio hasta poco antes de Bardas Blancas. Luego nuevamente ripio y otra vez asfalto y llegamos a Malargüe donde nos acomodamos en un hermoso Camping Municipal.
Por el camino de ripio, duro en muchos tramos, bastante serrucho pero algunos vistas increíbles, como el cruce del Río Grande por La Pasarela (lugar histórico de la 40)

La pasarela vista desde el nuevo puente

El nuevo puente visto desde la pasarela



La pasarela (de las modelos...)


También espectacular Los Frisos (formaciones de lava) y el campo infinito de pedazos de lava (imposible no llevarse un par de recuerdo, pero chiquitos....)


Las montañas (volcanes) nevadas dominando paisajes y la enorme fuerza de la naturaleza que nos hace retomar nuestra verdadera y pequeña dimensión. Ese tramo debería dejarse sin asfaltar, es la única forma de integrarse a esa increíble demostración de grandeza.
Pura Vida!!! y la Ruta 40 !!!

1 comentario:

Jorge Cabrera y Carlos Clement dijo...

Hola Primos!!!!!!!
Que lindo viaje, los vengo siguiendo (via blog) en su viaje por la Rura 40 ( una envidia total)
los esperamos en Mendoza, cdo llegan? con vinos, asado y visita a una bodega. un gran abrazo de los Clement de Mendoza